Nuevos paros en el transporte de mercancías y como afectarán a los repartos del ‘Black Friday’ o a tus compras navideñas

El transporte de mercancías anuncia nuevas movilizaciones. La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías ha convocado paros indefinidos y de carácter nacional a partir del próximo lunes 14 de noviembre. Esta plataforma, que ya inició ciertas protestas en marzo, denuncia el incumplimiento de la ley que les garantiza que no trabajen a pérdidas y que el Gobierno aprobó en agosto.

Estos paros han sido convocados por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, que agrupa tanto a autónomos y pequeños empresarios y es minoritaria dentro del sector. Se constituyó en 2008, e co-operación con transportistas gallegos y albaceteños que buscaban agrupar a medianas y pequeñas empresas de transporte y así comenzar a defender sus intereses.

Hay que destacar que no está integrada en el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), el «órgano de participación integrada del sector», según explican desde Moncloa, y el principal contacto con el que el Gobierno ya se reunió y negoció en marzo. Esta asociación, en cambio, sí agrupa a Fenadismer, Feintra y Fedetrans, y es la que dialoga con el Ejecutivo cuando surgen situaciones en las que el sector solicita diversas demandas.

Los paros tienen previsto comenzar a partir del lunes 14 de noviembre, tienen una duración indefinida y se enmarcan dentro de todo el territorio español, como han anunciado los convocantes. En un comunicado, han citado a los profesionales a una manifestación en Atocha (Madrid) a las 10:00 horas del lunes. Su presidente y portavoz, Manuel Hernández, ha explicado que si hasta esa fecha la Administración no demuestra que quiere colaborar para que se cumplan con los acuerdos firmados, ellos cesarán su actividad.

El motivo principal de esta huelga, esxplican, pasa por denunciar la «pasividad» del Gobierno y reclamar que se cumpla la ley de costes que aprobó el Ejecutivo en agosto y que recoge, entre otras cosas, la prohibición de contratar sus servicios por debajo de sus costes y que, por tanto, los transportistas no trabajen a pérdidas. También incluye ayudas directas al sector, bonificación de 20 céntimos por litro de combustible, limitación a una hora de los tiempos de espera en zonas de carga y descarga y el refuerzo de las inspecciones.

No obstante, la plataforma afirma que la Administración no ha vigilado que todos estos compromisos se acaten y, por ello, piden un acuerdo firmado que especifique en qué plazo se van a materializar. Hasta entonces, han recalcdo que el inicio de los paros se mantiene.

En este escenario, las patronales de alimentación y distribución advierten de posibles desabastecimientos de cara a la temporada navideña.

Transportistas que no se suman a estos paros

El Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que ya mostró su negativa el pasado lunes, ha reiterado que no va a secundar el paro y añade que la plataforma convocante basa sus negociaciones en una coacción «que le permita ejercer respecto de las empresas y profesionales que, mayoritariamente, desean trabajar».

A esta negativa se incorporan las patronales CEOE, Cepyme y ATA, que se han opuesto de forma conjunta y justifican que esto «solo agravará la difícil situación económica».

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), que sí se sumó a los paros de marzo, esta vez no los secundará. La federación, que agrupa a más de 30.000 pymes y autónomos del transporte, defiende a través de un comunicado que, tomando como referente la ley aprobada por el Gobierno, los paros no están justificados.

Las asociaciones que integran la Coordinadora de Organizaciones del Transporte (COT) de Cataluña ha acordado por unanimidad no secundar el paro. Tampoco apoya las movilizaciones la Federación Valenciana de Empresarios de Transporte y Logística. La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), también rechaza los paros y insta al ejecutivo que actúe «con contundencia» para evitar incidentes violentos que ya fueron denunciados en marzo. La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) y la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa) tampoco apoyan estas nuevas protestas.

En conjunto, todas ellas solicitan al Gobierno que garantice la seguridad y libre circulación de los transportistas que quieran continuar con su actividad, algo que la ministra ha señalado que es la prioridad.

 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *