El Ayuntamiento de La Línea anuncia el desarrollo de un conjunto residencial de 4 ó 5 estrellas

El Ayuntamiento de La Línea anuncia el desarrollo de un conjunto residencial de 4 ó 5 estrellas

TCAM/EP

 La alcaldesa de La Línea de la Concepción, Gemma Araujo (PSOE), ha dado a conocer un convenio urbanístico de planeamiento y gestión firmado con la empresa Barents Investment, S.L. para el desarrollo turístico de los suelos comprendidos en los sectores conocidos como ‘Gibraltar Playa’ y ‘Torrenueva Norte’

 Según detalla, este convenio dejará sin efecto el rubricado por Sterberma Ibérica, S.A. y el Ayuntamiento el 29 de octubre de 2004 y que nunca se llevó a efecto.    Según explica el Consistorio linense en un comunicado, el objetivo de Barents es el de promover la implantación de un conjunto turístico residencial con instalaciones hoteleras de nivel de dotaciones exigidas a fin de alcanzar «una calificación mínima de cuatro o cinco estrellas». Para ello, y como primer paso, se está gestionando la implantación de un conjunto hotelero tipo resort.

   Al mismo tiempo, esta empresa tiene vocación de canalizar, a través de la iniciativa municipal, la implantación de cursos de formación profesional destinados a la cualificación de los vecinos de La Línea interesados en la cobertura de los puestos de trabajo necesarios para su explotación.    La alcaldesa ha indicado que el convenio obliga a los propietarios de estos suelos a ejecutar un vial de acceso desde la rotonda de conexión entre la autovía A-7 y la carretera A-383, es decir, desde el Higuerón hasta dichos suelos, con la previsión de su futuro desdoblamiento.    «El total de suelo que se pretende desarrollar urbanísticamente es de 770.273,58 metros cuadrados. Estos sectores se encuentran configurados dentro del tramo litoral que se recoge en el POT del Campo de Gibraltar como Territorio Turístico Mediterráneo. En dicho POT se propone una actuación que posibilite la conservación de la excepcional calidad naturalística y paisajística de la zona y sea compatible con la incorporación de la parte más adecuada de este espacio litoral, para reforzar la oferta de uso público para esparcimiento de toda la población urbana del ámbito, y eso precisamente es lo que se recoge en este convenio urbanístico», ha señalado Araujo.    Con este acuerdo se pretende, además, hacer esa zona «más atractiva para inversiones empresariales», logrando con ello el «estímulo económico necesario para completar, en primer lugar, la urbanización de toda la zona turística, y como consecuencia de ella, su completa ordenación y ejecución, creando así un tejido económico que dote de servicios no sólo a los sectores previstos, sino incluso al propio municipio de La Línea, con el consiguiente desarrollo y creación de puestos de trabajo». DATOS TÉCNICOS    Como datos técnicos, ha indicado que el aprovechamiento medio es del 0,18, «una cifra importante para el Ayuntamiento». Los primeros 200 metros tierra adentro desde el límite del dominio público marítimo terrestre quedan reservados para el corredor litoral, que está previsto en el POT. Estos suelos serán destinados a espacios libres públicos y equipamientos, como paseo marítimo, sendero litoral, pasarelas, etcétera.

   El aprovechamiento urbanístico lucrativo para el Ayuntamiento es del 13 por ciento, siendo superior al anterior convenio. Indica que ese 13 por ciento puede convertirse en dinero vendiéndoselo a la misma empresa Barents. Además, en el convenio se ha fijado un precio de venta de «480,81 euros el metro cuadrado, actualizado a IPC».    Para la ejecución de los sistemas generales, el Ayuntamiento constituirá una Agrupación de Interés Económico entre los propietarios del suelo, quienes aportarán unas cantidades en función del aprovechamiento urbanístico resultante de sus sectores.

   En este caso, Barents debe aportar 2.075.370 euros, de los cuales ya aportó en 2004 Sterbema Ibérica 103.768,50 euros que corresponde al cinco por ciento. El 45 por ciento lo aportará cuando se constituya la indicada Agrupación de Interés Económico, y el 50 por ciento restante a los seis meses de dicha constitución.    Tras las aprobaciones iniciales y finales por el Pleno del proyecto de innovación del PGOU, se presentará por parte de la empresa el plan parcial de ordenación del sector. Al mes de aprobarse el plan parcial debe presentarse el proyecto de urbanización y de reparcelación. El plazo para aprobar estos instrumentos es de dos años. En este sentido, destaca que el objetivo planteado es «sacar la innovación en el año 2013».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de hoy

Lo más leído