Los operarios recogen 23 toneladas del residuo vertido en las playas algecireñas

Los operarios recogen 23 toneladas del residuo vertido en las playas algecireñas

  • Recogidas 23 toneladas de residuos de fuel mezclados con agua y arena.
  • El Ayuntamiento de Algeciras emprende acciones legales y pide una indeminazación de 3 millones euros a Shell.
  • 90 operarios se han encargado de limpiar las playas.
  • Mañana continuará el operativo de limpieza.

 

Escrito por: Elisabeth Gemar

Durante la jornada de hoy jueves los operarios destinados a la limpieza de los hidrocarburos arrastrados por la marea hasta las playas algecireñas han recogido 23 toneladas de fuel, mezclado con arena y agua, informa la subdelegación de la Junta de Andalucía en un comunicado. Unas 90 personas se han encargado de recoger los restos en las playas de Getares, El Rinconcillo, La Concha y el Chinarral. Hasta el momento no hay constancia de la existencia de un nuevo vertido, lo que ayuda a que la situación esté controlada. Unos 800 metros de la playa del Rinconcillo han sido los más afectados, aunque Medio Ambiente estima que son unos seis kilómetros lineales en total los perjudicados por el vertido de los tanques de fuel de Gibraltar. La subdelegación de la Junta en la comarca asegura que la jornada de limpieza ha transcurrido con total normalidad.

Pies de fotos: Puesto de mando avanzado del GREA ubicado en el Parque del Centenario y desde donde se esta coordinando todo el operativo. Una de las fotos muestra el mapa de la Bahía de Algeciras con las últimas balsas de crudo captadas desde el helicoptero y que han alcanzado la costa en el mediodía de hoy.

Sebastián Saucedo, subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, ha explicado junto al Puesto de Mando Avanzado habilitado en la ciudad para coordinar el dispositivo que la prioridad ha sido desde un principio retirar la máxima cantidad posible del vertido con los buques y los remolcadores, cuatro en estos momentos. 

Esta tarde han unido refuerzos para limpiar las playas de fuel y en caso de que fuera necesario se unirán más buques a las tareas de limpieza del territorio marino. El dispositivo desplegado en las playas ha estado integrado por 75 personas, de las cuales 28 son operarios de la empresa GSC de limpieza del Ayuntamiento de Algeciras, y el resto pertenece a la Agencia del Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Ministerio de Medio Ambiente, Demarcación de Costas y al servicio de emergencias 112, que coordina las actuaciones. Más tarde se han unido también dos retenes, compuestos por unas 15 personas. Saucedo ha recalcado que la situación está controlada, debido principalmente a que no han habido nuevos vertidos de los tanques y al despliegue de efectivos. 

Para proteger el paraje natural de Palmones ya se ha habilitado una barrera en la desembocadura del río para contener la mancha de fuel y que no llegue al espacio protegido. Asimismo, la desembocadura del río Pícaro también ha sido protegida.

Ya sólo queda por ver cuándo podrán abrirse de nuevo al baño las playas algecireñas, que han sufrido un duro golpe en pleno inicio de la temporada de playas. Las administraciones no se han aventurado a dar ninguna fecha para la finalización de los trabajos.

Saucedo añadió que el Gobierno trabajará, a través de los foros correspondientes, para que la UE inste a Reino Unido para que la colaboración con entre el Peñón y España sea más activa y más eficaz, sobre todo en casos como este.

Saucedo ha insistido que el incendio de los tanques se produjo en Gibraltar y en que, a pesar de que el capitán marítimo de Algeciras contactó con su homólogo gibraltareño «desde el primer momento para ofrecer ayuda», el Gobierno del Peñón «tardó cuatro horas en permitir la colaboración de España».

 El alcalde en funciones de Algeciras, Diego Sánchez Rull, ha anunciado que el Ayuntamiento de la ciudad ha presentado en el Juzgado una reclamación contra quien presuntamente parece ser la empresa responsable del vertido, concretamente la compañía Shell Petroleum, «abierta también a las responsabilidades que pudiera tener la Administración gibraltareña».

  Sánchez Rull ha señalado que «estas responsabilidades hay que depurarlas cuanto antes», ya que en episodios contaminantes anteriores se han encontrado con numerosas dificultades para que el Consistorio y aquellas instituciones que movilizan medios humanos y técnicos para devolver la situación a la normalidad, vean compensados esos esfuerzos económicos «que sólo buscan minimizar los efectos perjudiciales que puedan tener para el conjunto de la ciudadanía».

   Para el alcalde en funciones, es «importante» resaltar la postura del Gobierno de España adoptada a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, respecto al peligro medioambiental que supone el tráfico marítimo por la Bahía de Algeciras, ya que ha señalado que «el foro tripartito de diálogo sobre Gibraltar se están bloqueando las conversaciones relativas a esta cuestión, y al margen de que los posicionamientos sobre la soberanía del Peñón son los que son y se mantienen inamovibles tanto por parte del Reino Unido como de España, es necesario llegar a acuerdos para evitar que los ciudadanos nos veamos afectados por este tipo de catástrofes, que como hemos visto, se pueden producir tanto desde tierra como desde el mar».

 

El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Manuel Jiménez Barrios, aseguró que los planes de emergencia funcionan, y que todas las administraciones han estado coordinadas. Jiménez volvió a incidir en que las cabinas de control de contaminación han detectado niveles normales del aire en todo momento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *