Autorizan el primer matrimonio entre dos mujeres indocumentadas

El juez encargado del Registro Civil de Ceuta ha autorizado este jueves a dos inmigrantes subsaharianas lesbianas, Ingrid R. M., nacional de Guinea, y Danielle Nicole, camerunesa, a casarse en España pese a carecer de partida literal de nacimiento, certificado de soltería o estado civil, pasaporte, documento de identidad de su país y ninguna otra documentación salvo la declaración jurada que, asegurando no tener impedimentos para contraer matrimonio, prestaron en la ciudad autónoma el pasado mes de julio.Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), de llevarse a cabo esta unión conyugal será «la primera vez» que se autoriza en España la celebración de un matrimonio de estas características, con contrayentes inmigrantes indocumentadas del mismo sexo.El magistrado ceutí ha salvado «tras mucho sopesarlo», según la Delegación del Gobierno, el escollo de la falta de documentación fehaciente en el expediente de matrimonio «mediante la aplicación de lo previsto en el artículo 25 de la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, que establece que los Estados firmantes «expedirán o harán que bajo su vigilancia se expidan a los refugiados los documentos o certificados que normalmente serían expedidos a los extranjeros por sus autoridades nacionales o por conducto de éstas».Ingrid y Danielle entraron irregularmente en Ceuta el 21 de julio de 2010 e ingresaron como residentes en este Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local ese mismo día. El 9 de agosto de ese mismo ejercicio solicitaron protección internacional y en septiembre del año pasado fueron derivadas a Getafe (Madrid), «ya que, pese a las medidas protectoras adoptadas, las citadas residentes, en algunas ocasiones, se veían obligadas a soportar el acoso, insultos y amenazas proferidas por un reducido grupo de residentes a causa de su declarada orientación homosexual».En noviembre les fue reconocido el estatuto de refugiadas y fueron documentadas como tales por el Ministerio del Interior. Ahora, las dos mujeres podrán optar por desplazarse a la ciudad autónoma para celebrar su matrimonio en Ceuta o por esperar a que el Registro Civil local remita a Madrid una declaración con el fin de que la devuelvan firmada para derivar a Getafe la celebración del acto.Fuente. EP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *