La exposición «Del aire o una emanación…» abierta al público ya en AlCultura

La exposición "Del aire o una emanación..." abierta al público ya en AlCultura

IAM/GetOut.es La exposición «Del aire o una emanación…» («Do ar ou uma Emanaçao…»), de la artista portuguesa Cristina Ataíde, puede ser ya visitada en las instalaciones de AlCultura, en la Dársena del Saladillo, en nuestro horario de otoño: de martes a viernes, de 18.00 a 21.00 horas. (Foto inauguración de la exposición). 

La exposición, la primera que Ataíde trae a AlCultura, se abrió al público en la tarde-noche del viernes 20, en un acto de inauguración que contó con un nutrido número de visitantes, así como con la presencia de la propia artista.Ataíde (Viseu, Portugal,1951), una sólida artista con una larga trayectoria a sus espaldas, expone en AlCultura una serie de dibujos de gran formato, así como  esculturas en mármol blanco y bronce y un dibujo de grandes dimensiones inspirado en Gibraltar y su entorno. Cristina Ataíde vive y trabaja en Lisboa, donde se licenció en Escultura por la ESBAL. Participó del ESBAL Equipment Design Course en Lisboa. Fue directora de producción de Escultura y Diseño de Madein, Alenquer de 1987 a 1996, donde trabajó con Anish Kapoor, Michelangelo Pistolleto, Keit Sonnier, Matt Mullican, entre otros. Expone con regularidad desde 1984. Su trabajo es a menudo hecho en el viaje, la transición entre una escultura y el diseño a través de la fotografía y el vídeo.En palabras de Paulo Reis (abril, 2009), «Cristina Ataíde es uno de estos autores que ven en la montaña algo que transciende del espacio físico al símbolo y la metáfora, siendo también un misterio en sí mismo. De aquí nace su necesidad de recorrerla, la voluntad de comprender su naturaleza física a través de sus acontecimientos – hendiduras y protuberancias, concavidades y convexidades, abismos que provocan vértigo, visiones, esclarecimientos. Los paseos de Cristina Ataíde – ya sean físicos o mentales – sobre estas montañas, le aportan la materia y el punto de partida de un laborioso ejercicio artístico. A esta práctica se suma la constante necesidad de registrar mentalmente (la memoria evocada como experiencia fenomenológica) y corporalmente (el esfuerzo físico como componente conceptual) el espacio recorrido. De esta manera Cristina Ataíde puede hacer de estas superficies algo palpable, táctil, a través de instalaciones donde conjuga el dibujo, la escultura y la escritura. (En esta exposición), lo que hace Cristina Ataíde es inmortalizar la (su) experiencia del (de su) cuerpo en esos lugares y, de este modo, transformarla en forma inequívoca de arte. Al final, como enunció Arthur Schopenhauer, los artistas nos prestan sus ojos para ver el mundo”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de hoy

Lo más leído