Sólo 10% de los internos residentes del SAS creen que encontrarán trabajo en Andalucía

Sólo 10% de los internos residentes del SAS creen que encontrarán trabajo en Andalucía

En una encuesta realizada por la Central Sindical a unos 500 internos residentes del SAS, éstos manifiestan su preocupación por el efecto perjudicial que conllevan los recortes que se están llevando a cabo en la Sanidad Pública.

 

Así, el 80 por ciento de los residentes encuestados cree que su papel asistencial ha aumentado en detrimento de su formación, tanto en su servicio habitual como en urgencias, debido a las escasas y precarias contrataciones de sustitución así como al aumento de las cargas de trabajo de las plantillas. 

 

Del mismo modo, el 81 por ciento de los encuestados opinan que por la repercusión de los recortes en las planillas, los adjuntos (encargados de supervisar las prácticas) tienen menos disponibilidad para tutorizar a los residentes, mostrando un menor interés en la formación de los futuros profesionales de la sanidad.

 

Y es que los adjuntos han pasado, en un número importante de contratos, del 100% al 75%  de su jornada laboral, sin que se sustituyan bajas ni jubilaciones en la gran mayoría de los casos. Como explica la presidenta provincial del sector de Sanidad de CSIF-Cádiz, María José Cano, la falta de supervisión sobre el trabajo de los residentes afecta directamente al aprendizaje tutelado, al estrés al que se somete a un neófito profesionalmente hablando y, sobre todo, a la seguridad del paciente.

 

En el momento actual, los  especialistas internos residentes ven muy limitada su  salida profesional. Con más probabilidad, un 46% de los encuestados ven su futuro en el extranjero,  un 27% lo ve en el resto de España fuera de Andalucía, un 17% directamente en la oficina del paro, y tan sólo un 10% cree que puede encontrarlo en Andalucía.

 

Para Cano, es importante asegurar la correcta formación de los residentes porque son nuestros futuros profesionales sanitarios y no se pueden utilizar como  mano de obra barata.

 

Por experiencia de años pasados, se sabe que la política de contrataciones de la Junta de Andalucía durante los meses de verano se reduce a la mínima expresión en todas las categorías laborales, pero en especial entre el personal facultativo, de manera que los médicos interinos residentes se encuentran con que tienen que asumir gran parte de las funciones que en condiciones normales recaerían en los profesionales sustitutos.

 

CSIF denuncia que desde hace años la Consejería de Salud lleva ahorrando todo el dinero posible a costa de los residentes, que han de ir rotando por los servicios que se vayan quedando con poco personal durante, sobre todo, los meses de julio y agosto.

 

Desde CSIF se espera que no ocurra lo mismo este verano y pide a la Administración que priorice la formación sobre el ahorro, ya que, como insiste Cano, todo lo que no se invierta en formación se sufrirá en un futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *