Los ex-alcaldes Herrera y Rull serán investigados por la Audiencia Nacional por posibles «ingresos no declarados»

La Audiencia Nacional abre una pieza separada para investigar a Herrera y Rull

IAM/Redacción Los ex alcaldes socialistas, Tomás Herrera y Diego Sánchez Rull están siendo investigados por el Juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, por posibles ingresos no declarados en la cuenta del PSOE de Algeciras y presuntamente relacionados con el Caso Fitonovo.

Según publica ABC digital, el magistrado del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, investiga ya de manera directa varias cuentas de las que es titular el PSOE en Andalucía en las que se pudieron ingresar mordidas cobradas a empresarios del grupo sevillano Fitonovo a cambio de contratos públicos. En un auto emitido el pasado 18 de octubre, De la Mata señala directamente a tres socialistas que podrían haber intermediado en la recaudación de estas comisiones y ordena a la Unidad Central de Coordinación en materia de delitos contra la Hacienda Pública de la Agencia Tributaria que obtengan los movimientos de saldo que se produjeron entre los años 2005 y 2011 de dos cuentas bancarias cuya titularidad ostenta el Partido Socialista Obrero Español, una en Sevilla y otra en Algeciras.Los tres señalados, que ya venían siendo investigados desde que saltó este escándalo de pago de comisiones en el Ayuntamiento de Sevilla bajo el mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín, son el exconcejal sevillano Manuel Gómez Lobo y los exalcaldes algecireños Tomás Herrera y Diego Jesús Sánchez Rull.

A todos ellos les ha abierto el juez una nueva investigación, dados los indicios que se acumulan contra ellos en la causa, para «la indagación de posibles ingresos no declarados» en todas las cuentas en las que tenían permisos, con los correspondientes informes de flujos de efectivo, y también los posibles cambios patrimoniales que han tenido a lo largo de estos años.A Tomás Herrera y Diego Jesús Sánchez Rull, el Juez les implica «activamente, a través de la mesa de contratación en el concurso fraudulento que se celebraría en la primavera de 2010 para la construcción y explotación del polideportivo El Calvario en Algeciras».

El juez cree que para conseguir ese contrato, «Fitonovo, a través de sus directivos José Antonio González Baro y el empleado Pablo Pérez Benedicto prometieron el pago inmediato de comisiones al partido del gobierno del Ayuntamiento, en aquel momento el PSOE, o al alcalde Tomás Herrera Hormigo, o al Delegado de Contratación y Urbanismo y posteriormente alcalde, Diego Jesús Sánchez Rull. En este pago tendría el hoy inculpado una decisiva participación». En total, se cree que entre ambos pudieron percibir un total de 279.360 euros, entregados entre el 26 de junio de 2010 y el 15 de septiembre de 2011, con un primer pago en la primera fecha de 130.000 euros», por lo que ha enviado un requerimiento a Unicaja para que le envíe todos los movimientos de saldo que tuvo la cuenta del PSOE en la localidad gaditana.En el caso de Gómez Lobo, que fue edil con Monteseirín entre 2003 y 2007, mandato en el que también fue investigado por las facturas falsas de la Macarena, De la Mata solicita un rastreo a todas sus cuentas personales, concretamente cinco, desde 2004 a 2009. Y además pide que se investigue directamente otra cuenta que tenía el PSOE en la sucursal de la Caja San Fernando, hoy Caixabank, de la calle Don Fadrique de Sevilla, en la que figura como autorizado Gómez Lobo, a quien la Fiscalía le atribuye varios cobros por parte de Fitonovo, concretamente uno de 30.000 euros el 9 de mayo de 2007 y otros 126.000 euros en varios pagos entre los años 2006 y 2009 en diferentes cantidades que oscilarían entre 30.000 y 60.000 euros. Tanto la juez de instrucción que derivó el caso a la Audiencia, Mercedes Alaya, como el Ministerio Público, han insistido en que Fitonovo tenía una contabilidad B en la que anotaba todas las mordidas y regalos y que en esos documentos aparecen distintas anotaciones que relación al exconcejal con estos cobros, algo que además corroboraron en sus declaraciones los propios dueños de la empresa.

La posible financiación ilegal del partido en Andalucía está detrás de estas decisiones de la Audiencia Nacional, que también ha solicitado requerimientos a todas las cuentas que ha tenido a su nombre Antonio Miguel Ruiz Carmona, el que fuera asesor de Antonio Rodrigo Torrijos en el Ayuntamiento durante los años en los que IU gobernó en alianza con el PSOE de Monteseirín. Ruiz Carmona participaba también en aquella época en una empresa que hizo varias sedes a los comunistas en Sevilla mientras cobraba un sueldo del Ayuntamiento. A él se le atribuye el cobro de dos mordidas a Fitonovo en «una caja de zapatos». Lo que ahora quiere saber la Justicia es si todas estas personas actuaron por su cuenta o lo hicieron para beneficiar a sus partidos. Los ingresos en efectivo en las cuentas señaladas tienen la respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *