ASSP alerta sobre el peligro del amianto en la ampliación de Mercadona

Urbanismo concede licencia al supermercado Lidl de La Granja para ser demolido

IAM/Redacción En el Consejo de Gerencia de Urbanismo del pasado lunes, 15 de febrero, se autorizó licencia de demolición a la empresa Mercadona S.A. de las naves de la antigua Renault, donde se proyecta trasladar la tienda existente en la Avda. Virgen del Carmen.

Dichas naves del antiguo concesionario de vehículos Renault en Algeciras tienen techo de uralita en una superficie aproximada de unos 2.000 metros cuadrados. Este material contiene amianto que está considerado como cancerígeno, lo cual lleva consigo que la demolición de este tipo de instalaciones deba realizarse con unas precauciones especificas, para que no afecte ni a los trabajadores que ejecuten la demolición, ni a los vecinos colindantes.No nos consta que en la licencia de demolición se hayan establecido ni el procedimiento ni las medidas de seguridad necesarias para la ejecución de estos trabajos y la retirada de los escombros.El proceso para quitar el fibrocemento con amianto (uralita) sería el siguiente:-     Proceder a la extracción, cumpliendo siempre con la normativa vigente velando por la seguridad de los operarios, manipulando y retirando la sección o secciones que sean objeto de intervención. Se debe tener en cuenta el entorno, llevando a cabo siempre la acción sin contaminar el resto de estancias de la edificación.-    Transportar los residuos generados en la retirada de amianto por empresas especializadas y cuyos vehículos estén preparados para el transporte de éste tipo de residuos, tal y como marca la normativa vigente.-    Destrucción de los residuos de amianto. La llevará a cabo siempre una planta especializada, que los destruirá de forma segura y que seguidamente emitirá un certificado de destrucción de los mismos.Es necesario conocer para tranquilidad de todos los vecinos y vecinas, qué empresa especializada será la encargada de realizar la demolición y el transporte de los residuos que se produzcan y dónde se van a depositar o destruir estos residuos. Esta responsabilidad es del Ayuntamiento puesto que otorga la licencia de demolición y además está obligado a vigilar el cumplimiento de la normativa vigente en esta materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *