El paro sube en Andalucía en 12.800 personas y se destruyen 128.900 empleos

Uno de cada diez ERTEs presentados en la provincia todavía está pendiente de resolución

En toda España, la pandemia paralizó el trabajo de 562.900 personas en la segunda mitad de marzo y elevó a 285.600 los empleos destruidos en el primer trimestre del año pese a haber afectado solo en las dos últimas semanas de marzo.

En España, la ocupación se redujo en el primer trimestre del año hasta los 19,6 millones de ocupados en el mayor descenso desde 2013, mientras que el número de personas desempleadas se incrementó en 121.000 personas hasta los 3,31 millones, lo que eleva la tasa de paro al 14,41 por ciento.

La caída de la ocupación no incluye a los afectados por un ERTE y apunta que en España 562.900 ocupados declararon no haber podido trabajar por paro parcial de su empresa o ERTE.

La tasa de desempleo se cifró en Andalucía en el 21,21 por ciento, por delante de la media nacional del 14,41 por ciento y el porcentaje de ocupados en esta comunidad fue del 56,30 por ciento, por debajo de la tasa de actividad nacional, del 58,18 por ciento.

En Andalucía, el número de ocupados disminuyó en 28.900 personas en el primer trimestre de este año con respecto al trimestre anterior ( un 0,92 por ciento ) y se situó en 3.107.200, y con respecto a la variación sobre el mismo trimestre del año anterior, el empleo creció en un total de 1.000 personas (0,03 por ciento).

En términos relativos, Andalucía registró una variación trimestral del empleo del -0,92 por ciento, por delante de la media nacional, donde disminuyó el 1,43 por ciento.

Por comunidades, la andaluza fue la tercera donde más descendió la ocupación en el primer trimestre de 2020, sólo superada en términos absolutos por Baleares, con 67.100 empleos menos, y por la Comunidad Valenciana, con 32.100.

Según la Junta de Andalucía, la EPA del primer trimestre «no refleja fielmente» los efectos de la crisis del coronavirus en el mercado laboral andaluz, que prevé que «desgraciadamente es mucho mayor», y el secretario general de Empleo, Agustín González, ha recordado que los resultados de la EPA deben considerarse como una media trimestral, cuando sólo los últimos quince días de marzo se incluyen en el confinamiento.

«Los datos de la EPA no pueden ofrecer una imagen real de la situación actual del mercado de trabajo», ha indicado González, quien ha añadido que tampoco recoge el efecto de los ERTE, ya que todavía considera a los afectados como ocupados.

Según UGT de Andalucía, los últimos datos de la EPA no muestran la realidad del efecto del coronavirus sobre el mercado laboral, y la del próximo trimestre ofrecerá una «imagen más real».

El sindicato CCOO Andalucía ha asegurado que el dato de la EPA del primer trimestre de 2020 demuestra que «lo peor está por llegar» en el plano laboral, social y económico.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Andalucía ha lamentado que el coronavirus se «cebe» con el empleo en esta comunidad, y ha reclamado consenso y «voluntad inequívoca» para que los ERTE no se «traduzcan» en despidos definitivos.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Andalucía se ha congratulado de los datos «positivos» del primer trimestre de la EPA para los autónomos, aunque ha advertido de que el impacto del COVID-19 puede «alterar» esa tendencia.

Adelante Andalucía ha reclamado a la Junta que ponga en marcha una política económica y social expansiva que impliquen el apoyo a las pymes, planes de empleo desde los ayuntamientos y apoyo «decidido» a la familias para incentivar el gasto y garantizar la cohesión social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *