La Junta de Andalucía obligada a dar la razón a los ecologistas tras el informe que apunta la inviabilidad del proyecto urbanístico Borondo

AGADEN-Ecologistas en Acción y la Federación Provincial de Ecologistas en Acción de Cádiz han recibido de la Delegación Territorial de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía un informe del Servicio de Espacios Naturales Protegidos, en el que se asegura que «el Plan Especial de Implantación de Alcornocales-Borondo Reserva Ambiental, podría suponer una transformación profunda y sustancial de los usos y características actuales de la finca, debido a la construcción de diversas edificaciones e infraestructuras». Por otro lado, afirma que el desarrollo de actividades previstas en el proyecto «puede suponer una transformación sensible de la realidad física y biológica de la misma, que comprometería la integridad de la Red Natura 2000 (RN2000) sobre la que se ubica el proyecto».

El informe también destaca el alto impacto que podría generar la masificación de visitantes, ya que el complejo podría albergar más de 5.000 personas diarias cuando se encuentre en plena actividad. Esta masificación, junto al desarrollo de las actividades turísticas y de ocio, supondría un riesgo serio para la conservación de los Hábitats de Interés Comunitarios existentes en la finca.

Una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía anuló el Decreto 150/2017 que amplió el Parque Natural Los Alcornocales hasta el litoral mediterráneo, incluyendo, entre otras zonas, la finca Borondo. Los propietarios de la finca y promotores del proyecto urbanístico -la empresa Carbonell Figueras S.A.– anunciaron «que esta desprotección facilitaba la ejecución del proyecto, pero olvidaron que ningún tribunal español puede modificar la RN2000», pues es una declaración que realizó la UE en febrero de este año.

Suelo No Urbanizable de Especial Protección

El documento incide en esta protección, «que hace inviable este proyecto por su total incompatibilidad con la pertenencia a esta red europea de espacios naturales protegidos. Parece que al recurrir la inclusión de Borondo en el parque natural, a los promotores de Alcornocales-Borondo Reserva Ambiental les ha salido el tiro por la culata. Al seguir perteneciendo la finca de Borondo a la RN2000 -como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Área de ampliación de Los Alcornocales”-, le es de aplicación la jurisprudencia existente, que determina que toda esta red debe clasificarse como Suelo No Urbanizable de Especial Protección», explica la organización.

Esta sólida jurisprudencia ha sido ratificada por el propio Tribunal Constitucional en sentencia de 13 de noviembre de 2019. Por tanto, el proyecto Alcornocales- Borondo Rerseva Ambiental, es totalmente inviable por su afección a la RN2000, ya que esta jurisprudencia, que impide el desarrollo del proyecto, se ve reforzada por este informe del Servicio de Espacios Naturales Protegidos de la Junta de Andalucía.

Debido a la exclusión de esta finca del Parque Natural Los Alcornocales, no dispone de un Plan de Gestión del LIC, por lo que no se pueden establecer objetivos de conservación, ni análisis de presiones o amenazas. Esta situación de “orfandad” de Plan regulador, obliga a tener que acogerse al marco normativo de referencia, establecido en el apartado de «Protección cautelar» de la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que advierte de la prohibición de realizar actos «que supongan una transformación sensible de la realidad física y biológica” del espacio. Es evidente que un proyecto que incluye 263 cabañas de lujo, 6 albergues-hoteles de 700 m2 y 30 habitaciones cada uno, sumando un total de 2.435 plazas turísticas, supondría una grave transformación, quedando claramente sin respaldo legal para su desarrollo.

Única conexión biológica

La finca es la única conexión ecológica entre las extensas zonas forestales del Parque Natural Los Alcornocales y los espacios costeros situados en la finca Borondo y la colindante Dehesa de Guadalquitón, en tanto que se trata del único espacio no urbanizado que queda entre la urbanización de Sotogrande, al norte, y la urbanización La Alcaidesa, al sur, todo ello de acuerdo con lo recogido en el artículo 21 de la Ley 42/2007. Borondo, además de incluir hábitats naturales protegidos por la Unión Europea, algunos prioritarios, alberga más de 200 taxones de flora, incluyendo algunas especies protegidas. Entre la fauna destaca la presencia de nutria (Lutra lutra), mamífero semiacuático amenazado a nivel nacional y europeo. Esta finca es también un lugar estratégico para la avifauna, tanto por funcionar de corredor y de área de descanso de aves migratorias, como de zona de cría.

Dicen los ecologistas que si a este informe se suma que la secretaria del Ayuntamiento de San Roque ha informado en contra de la declaración de utilidad pública de este proyecto, «es evidente que al ayuntamiento de esta localidad no le queda otra opción que dar carpetazo definitivo a un proyecto gravemente amenazador de un espacio natural protegido a nivel europeo».

3 comentarios

  1. Bueno, rectificar es de sabios, más de uno debería aprender, por ejemplo el alcalde y lo que quiere hacer con Los Ladrillos, espero que no lo denuncien cuando no haya remedio como ocurrió co la escalinata.

  2. Rectificar por «cojones» no se si es rectificar.
    Si no se hubiera puesto alguien en contra nos lo hubiéramos comido y listo, cuando se tienen sentencias en contra y los Servicios Jurídicos saben que estará perdido en un juzgado, pues se echa marcha atrás y listo. Se intentó, pero….
    Menos mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *